Y esto qué es?

Buena pregunta... anda, pincha aquí y te explicamos de qué va este blog.

Feed de twitter

Nube de Tags

Sigue buscandoo...

Oslo

Pues nada, de vuelta por otra ciudad costera, buscando pececillos :-). Esta vez toca Oslo, donde estuvimos ya hace un par de añitos pasando un fin de semana bastante agradable.

Aún siendo la capital de Noruega, únicamente tiene sobre 500 mil habitantes... bueno, es que todo el país tampoco es que esté muy poblado, pero aún así es poquita gente ¿no?.

Eso y que es una ciudad pequeñita y acogedora hacen de Oslo un destino de fin de semana estupendo.

En realidad el casco turístico de la ciudad consiste básicamente en una calle principal, que empieza en la estación y termina en el Palacio Real. A ambos lados, todo lo necesario: teatro real, museo (si no están robando "El grito", incluso puedes ir a verlo y todo), restaurantes y bares.

Lo primero que llama la atención... es el frío. Hace fresquito (entre -10º y -20º fue cuando estuvimos). Lo segundo que llama la atención... es que les da igual. Haga el tiempo que haga, las calles están llenas, los bares abarrotados, gente en las terrazas (sí, en las terrrazas, en la calle al fresco), chicas en minifalda... y como si nada.

En fin, un sitio cerquita y recomendable.

A continuación, unas fotos:


Palacio Real




Teatro Nacional

Venta de pescado en el puerto


Cambio de guardia en Akershus Fortress


Patinadores


A continuación, unas fotos del Vigeland Park. Este es un parque supercurioso, visita obligada si vas a la ciudad. En él el escultor Vigeland (de ahí el nombre del parque :-)) metió cientos de estatuas (de gente desnuda) tanto en bronce como en piedra, creando un escenario espectacular. Entre todas, destaca el monolito, una especie de torre hecha con figuras humanas.













Sigue nadandoooo