Y esto qué es?

Buena pregunta... anda, pincha aquí y te explicamos de qué va este blog.

Feed de twitter

Nube de Tags

Sigue buscandoo...

Dia 4 (cont.). Shinjuku


Qué decir de Shinjuku... si Tokyo tuviera un centro de la ciudad, algo parecido a Sol en Madrid, eso sería Shinjuku (y Ginza sería algo así como Serrano). Pero es algo más, algo que se palpa en el ambiente.

Shinjuku es Harrison Ford buscando replicantes por sus calles (cuando Ridley Scott buscaba localizaciones para "Blade Runner" dijo que esto era lo más parecido al futuro que él imaginaba en su peli).

Shinjuku es Bill Murray paseándose en taxi con la cabeza puesta en Scarlett Johansson (y quien no)... es el protagonista de Tokyo Blues deambulando por sus calles y reflexionando sobre la vida y la muerte... es el orden de su zona de oficinas al oeste, y el caos hacia el este, con sus Love Hotels y el vicio de los callejones de Kabukicho. Es el único barrio capaz de otorgar una etiqueta de personalidad a sus habitantes (en Tokyo hablan de las chicas y chicos de Shinjuku como una tribu con identidad propia).

Shinjuku son sus gentes, el pulso de un hormiguero de personas que llegan a su estación, la más transitada del mundo, por donde pasan más de 2 millones de personas al día.

Nada más salir de la estación te encuentras en el medio del que parece el punto de encuentro de todo el universo. Gente esperando a gente, gente mirando a gente, chicos de las yakuzas (mafias japonesas) buscando chicas para trabajar de acompañantes en sus bares... y guiris como nosotros mirando con los ojos como platos hacia todos los lados.






Alrededores de la estación



Grabando algún programa de la tele


Chicos de las yakuzas buscando chicas junto a la estación



Calles de Shinjuku



Los chicos y chicas de Shinjuku

Dejando el cruce principal y la zona de la estación, callejeamos un poco hacia Kabukicho:



Aquí encuentras miles de restaurantes, pubs, etc. Es sobre todo la zona de los garitos de chicas de compañía, incluso te dan por la calle folletos para que veas las tarifas y chicas (tarifas solo por tomarte algo, claro... sin extras):


Por estas calles también te encuentras una gran densidad de Love Hotels, hoteles donde va la gente después de salir de copas a hacer sus cositas. ¿Por qué ahí? Pues porque se acaba el metro, el taxi es muy caro, las casas muy pequeñas y estos hoteles son bastante asequibles de precio, algunos con habitaciones de decoración monográfica superchula (ponen fotos en la entrada para que puedas elegir), en plan 1.001 noches y cosas así.

Y si no has pillao cacho :-) y no hay manera de volver, pues puedes irte a una tienda Manga... que además de comics tiene unos butacones donde puedes echar una cabezadita, jugar a las consolas, navegar por internet, etc, etc. Todo a un módico precio, más barato que el hotel, claro.

Curioso este rincón que encontramos por allí:



No, no son actores, ni músicos... son ¡¡CHICOS de compañía!!. Si señor, con un par. Tu vas para allá, pones tu foto, teléfono y precio en la pared esa, y a casita a esperar a ver quien te llama. Miedo debe dar descolgar el teléfono.

Bueno, y visto todo esto, nos vamos a la zona oeste, la zona financiera, después de comer en este sitio tan mono:


Continuamos nuestro paseo por Shinjuku aquí.